Este debate contiene 1 respuesta, tiene 0 mensajes y lo actualizó  Anónimo hace 1 año, 8 meses.

Viendo 2 publicaciones - del 1 al 2 (de un total de 2)
  • Autor
    Publicaciones
  • #1410

    Anónimo

    EL MUNDO / CASTILLA Y LEON 04/05/09
    Quemar sin destruir el campo
    Tres personas murieron en Zamora y Ávila durante la quema de rastrojos
    La Consejería de Medio Ambiente tramitó en el 2008 casi 34.000 solicitudes para prender fuego a restos agrícolas

    A veces, un hecho rutinario que se repite cada invierno buscando adecentar una parcela de terreno puede acabar en una desgracia. En los últimos meses se han producido tres muertes de personas que quemaban restos agrícolas en la región, una en Zamora y dos en Ávila. No es la primera vez que ocurre, los accidentes se suceden año tras año, y en el peor de los casos, con resultado de muerte.
    Algunas veces el sobresfuerzo para apagar un fuego desbocado acaba en infarto, o un cambio de viento hace que la quema que hasta hace dos minutos estaba controlada se vuelva contra el agricultor de forma fatal. Casi siempre la desgracia podría evitarse si se cumplieran escrupulosamente las normas. Siempre debe haber más de una persona al frente de una quema y se deben realizar unas franjas alrededor de la zona en la que se prenderá el fuego para que esté controlado y no pasé de la misma. Desde Medio Ambiente resaltan que muchos de los fuegos que se declaran en invierno en los montes castellanos y leoneses se producen por la quema incontrolada, y sin el correspondiente permiso en regla. La posibilidad de quemar rastrojos está prohibida como tal desde que se conceden las ayudas europeas de la PAC a los agricultores, ya que están condicionados por las mismas para que la explotación del suelo sea menor y para proteger el medio ambiente en general. Estas quemas, por tanto, no se autorizan salvo por motivos fitosanitarios, como la plaga de topillos que se registró el pasado año en la región, por la que se hizo una excepción amparada por informes técnicos de Agricultura.
    Otro tipo de quema es la que llevan a cabo los propietarios de las parcelas que necesitan deshacerse de restos agrícolas y forestales, o del material sobrante de talas y podas que se encuentra a ras de suelo. Estos fuegos deben autorizarse por parte del jefe de servicio de Medio Ambiente de la provincia en la que se pretenda llevar a cabo la quema de desechos. La autorización lleva implícitas medidas de seguridad.
    La Junta obliga a solicitar este permiso en los montes de la comunidad ya sean superficies arboladas o de matorral, y en una franja de 400 metros de ancho que circunda dichos montes como perímetro de protección. Es su ámbito de regulación, ya que en los municipios los responsables son los ayuntamientos y las diputaciones provinciales, de forma subsidiaria, en localidades con menos de 20.000 habitantes. Las normas de utilización de fuego y las medidas preventivas se fijaron en una Orden publicada el 7 de julio del 2006, que estipula como periodo de peligro alto de incendios forestales en Castilla y León del 1 de julio al 30 de septiembre. Aunque por ejemplo, en Ávila llevan sin autorizarse quemas desde mediados del mes de marzo por los fuertes vientos de los últimos meses.
    Los interesados en prender los restos deben rellenar una solicitud que se analiza por Medio Ambiente. Si se autoriza, la Consejería avisa a la oficina comarcal y se pone en conocimiento de los agentes forestales para que estén alerta. El permiso se concederá al agricultor, si todo está en orden, en un periodo aproximado de una semana. A lo largo de todo el 2008 se concedieron en la región 33.800 autorizaciones. Destacan por numerosas, las solicitudes cursadas en Ávila y Salamanca.
    Los peligros
    El mal uso del fuego, que llega a descontrolarse en muchas ocasiones por exceso de confianza, obliga a poner en marcha todo un operativo contra incendios de cuyo coste puede hacerse responsable al quemador negligente, que puede ser multado e incluso puede ser acusado por vía penal. «Las quemas no se llevan a cabo sin autorización por maldad sino por negligencia», señalan desde la Consejería de Medio Ambiente, porque la mayoría de los agricultores no se dan cuenta del riesgo que puede implicar el fuego sin tener en cuenta las condiciones que le rodean: el entorno, que a veces es más combustible de lo estimado o los riesgos que conlleva la utilización de determinadas sustancias químicas, combustibles con una capacidad potente. Tener en cuenta condiciones omo el calor y el viento, estudiar los alrededores de la parcela y tomar precauciones son recomendaciones que evitarían más de un susto en el campo.

    PROHIBICIONES
    Cohetes: El lanzamiento de fuegos artificiales, que sí podrá autorizarse en zonas que no sean de alto riesgo de incendios, con la obligación de que el titular disponga de medios de extinción por si se produce un conato de incendio.
    Fogatas: Está prohibido encender fuego en las áreas de descanso de la red de carreteras y en cualquier otro lugar que no esté habilitado para acoger una fogata.
    Tirar colillas: Tirar fósforos, colillas, puntas de cigarro o cualquier otro material de ignición al suelo.
    Quema de residuos: Quemar desechos en basureros, vertederos o al aire libre.
    Tirar desechos: Depositar desechos fuera de los contenedores de basura que puedan resultar combustibles o provocar combustión, tales como vidrios, papeles, plásticos, aerosoles, mecheros, etc.
    Maquinaria: Del 1 de julio al 30 de septiembre es necesario contar con un permiso para trabajar con maquinaria cuyo funcionamiento pueda provocar chispas, descargas o deflagraciones a menos de 400 metros de una zona de monte.
    Quema de rastrojos: La quema de rastrojeras, pastos y restos de poda está prohibida entre el 1 de julio y el 30 de septiembre.
    Inflamables y explosivos: Del 1 de julio al 30 de septiembre está prohibido, salvo autorización, el traslado, uso y almacenaje de materiales inflamables y explosivos.
    Acampada: Encender fuego en zonas recreativas y de acampada está permitido en los lugares habilitados para ello siempre que la distancia a cualquier material combustible no sea menor de tres metros, alguien vigile la fogata con un medio de extinción de fuego a mano y quede apagado antes de abandonar el lugar.

    #12178

    Anónimo

    http://www.rtve.es/alacarta/audios/esto-me-suena-las-tardes-del-ciudadano-garcia/esto-suena-tardes-del-ciudadano-garcia-primera-hora-22-02-16/3496265/

    Esto me suena. Las tardes del ciudadano García – Primera hora –
    22 feb 2016

    Comenzamos la semana como siempre repasando las buenas noticias y los comentarios que nos han dejado los oyentes a través de las redes sociales. Aprovechamos que es la hora de la siesta para conocer la historia de las hamacas con Amalur Martín, propietaria de El Auténtico Mundo de Hamacas, una de las pocas tiendas especializadas de nuestro país. En la Radiotienda, Ignacio le regala un horno portátil a Estefanía. Después de escuchar los Sonidos del Día hablamos con Esaú Escolar, portavoz de la Asociación Española de Agentes Forestales y MedioAmbientales sobre la quema de rastrojos, una práctica habitual que si no se hace de la forma adecuada puede ser muy peligrosa. Terminamos la hora por todo lo alto con los Tritulares de Toño Pérez y David Asensio.
    ver menos sobre “Esto me suena. Las tardes del ciudadano García – Primera hora – 22/02/16”

Viendo 2 publicaciones - del 1 al 2 (de un total de 2)

Debes estar registrado para responder a este debate.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR