Este debate contiene 521 respuestas, tiene 2 mensajes y lo actualizó Imagen de perfil de ASIO ASIO hace 1 mes.

Viendo 15 publicaciones - del 31 al 45 (de un total de 522)
  • Autor
    Publicaciones
  • #8942

    Anónimo

    PLAN FORESTAL

    La Junta creará 5.000 nuevos empleos y plantará 9 millones de árboles

    La Junta de Extremadura duplicará el número de puestos de trabajo en el sector forestal con la creación de 5.000 nuevos empleos, y plantará 9 millones de árboles en el periodo 2007-2012, con una partida de 136 millones de euros, para potenciar el desarrollo rural.

    El sector forestal es el principal motor económico rural de Extremadura y las nuevas inversiones permitirán continuar con el equilibrio entre actividad económica y la conservación de la naturaleza, según ha manifestado hoy el consejero de Industria, Energía y Medio Ambiente, José Luis Navarro.

    Navarro ha hecho estas declaraciones durante la presentación de las conclusiones de las jornadas "Bosques, Cambio Climático y Medio Ambiente en Europa", celebradas el pasado abril en Mérida con la participación de técnicos, investigadores y responsables de la política medioambiental.
    El consejero ha destacado la apuesta "decidida" de su departamento por el despegue de la generación de biomasa, junto al desarrollo industrial y las energías renovables.

    En este sentido, ha explicado que Extremadura es una "gran" generadora de masa forestal, que puede ser utilizada como un generador de empleo rural, aunque ha precisado que hasta el momento es una fuente de energía renovable que no ha despegado.
    Ha indicado que la obtención de la biomasa se une a los objetivos energéticos europeos de cubrir el 20 por ciento del consumo de energía con fuentes renovables en 2020, que en Extremadura se ha marcado para el año 2012.

    Navarro ha hecho referencia también a la capacidad de absorber gases contaminantes por parte de la "importante" masa forestal extremeña, que aspira el 10 por ciento de las emisiones generadas en España con tres millones de toneladas de CO2 al año.

    Por ello, ha destacado la importancia que tendrán las nuevas inversiones del Plan de Extinción de Incendios Forestales de Extremadura (INFOEX).
    En este sentido, el presidente de la Asociación Extremeña de Empresas Forestales y de Medio Ambiente (AEEFOR), Francisco Castañares, ha señalado que su empresa se unirá a la lucha contra los incendios con la aportación de 30 "bulldozers", maquinaria pesada destinada a la lucha contra los incendios, y un equipo de 100 ingenieros expertos en incendios y otros 200 operarios.

    #8943

    Anónimo

    Todo esto es pura propaganda,quizás para absorber toda la contaminación de la Refinería?:P

    #9218

    Anónimo
    #8944

    Anónimo

    Y aquí todos tan contentos: sindicatos , administración , asociación, somos la hostia:
    http://www.extremaduraaldia.tv/index.php?option=com_seyret&Itemid=&task=videodirectlink&id=1788

    #10481

    Anónimo

    Un error, pero seguimos siendo la hostia:
    http://www.kaosenlared.net/noticia/agresion-los-bosques-de-vera

    #10482

    Anónimo
    #8945

    Anónimo

    SUPERAN LOS NIVELES MAXIMOS DE NITRATOS (RESTOS DE FERTILIZANTES) Y AMONIO (RESIDUOS FECALES).
    Siete de los nueve principales acuíferos extremeños presentan contaminación
    Más de un centenar de pueblos de la cuenca del Guadiana se abastecen, de forma o exclusiva o en parte, de aguas subterráneas.La abundancia de reservas superficiales (embalses…) evita por ahora en la región los problemas que sufren otras comunidades.

    Despensa de agua dulce". Esta es la imagen que Extremadura pretende transmitir en la Exposición Internacional de Zaragoza, según anunció la vicepresidenta de la Junta, Dolores Pallero, a principios de mes. Para ello, el Gobierno regional se basa sobre todo en las reservas que almacenan los 40 embalses con que cuenta la comunidad, que la convierten también en la que suma más kilómetros de costa de agua dulce. Pero probablemente como consecuencia de ese elevado potencial a nivel superficial, los acuíferos subterráneos extremeños tienden a quedarse en un segundo plano. Tanto es así que de acuerdo con los datos de las Confederaciones Hidrográficas del Tajo y Guadiana, siete de los nueve principales acuíferos de la región presentan contaminación en nitratos y amonio, dos de los indicadores más usados para medir el grado de contaminación de las aguas.

    Los datos más preocupantes corresponden a la cuenca del Guadiana, donde, además, 151 municipios se abastecen de aguas subterráneas, bien sea de forma exclusiva o combinada con recursos superficiales. En esta cuenca hidrológica están los acuíferos de Vegas Altas, Vegas Bajas, Tierra de Barros y Zafra-Olivenza. La peor situación es la de los dos primeros, ubicados en áreas de regadío que provocan, según la Confederación: "contaminación creciente por sustancias relacionadas con las actividades agrícolas, principalmente nitratos, cuyos valores superiores a 50 miligramos por litro no permiten su uso en abastecimiento público"

    También las otras dos unidades hidrogeológicas (como también se denominan estos recursos subterráneos) del Guadiana están afectadas por el mismo tipo de degradación, aunque en menor medida. Así, por ejemplo, la confederación especifica que en la de Tierra de Barros las zonas contaminadas son "menos continuas y extensas en comparación a Las Vegas, aunque con tendencia al aumento debido principalmente a la agricultura". Finalmente, indica que el área de Zafra-Olivenza está formada por materiales calcáreos que dan lugar a "pequeños manantiales" distribuidos por las comarcas del suroeste de Badajoz, cuyas aguas "se extraen mediante pozos y sondeos y presentan riesgos de afección puntual por contaminación de nitratos y por sustancias derivadas de las actividades ganaderas intensivas e industriales".

    POCA DEPENDENCIA Pese a la preocupación que despiertan estos datos y a diferencia de otras comunidades (sobre todo, Castilla y León), en Extremadura apenas se han registrado problemas de suministro –aparte de algún caso aislado, como el de Alvarado– por esta cuestión. Por un lado, hay que tener en cuenta los sistemas de depuración de aguas, cada vez más extendidos, y, por otro, la escasa dependencia de la región de las aguas subterráneas, debido a la abundancia de recursos superficiales existentes en los embalses. Así lo considera el hidrogeólogo extremeño Juan Gil Montes, que apunta que la red de regadíos con aguas superficiales ha evitado también, de momento, los problemas de sobreexplotación de los acuíferos que se dan en otras zonas, como Castilla-La Mancha.

    En cuanto a ese riesgo, la Confederación Hidrográfica del Guadiana señala que pese a que no han detectado problemas generalizados, los recientes estudios sobre esta cuestión recomiendan: "reforzar el control de las extracciones y los procedimientos de concesión de aguas subterráneas". En el caso de la cuenca del Tajo, en cambio, no cabría esperar este tipo de problemas, de acuerdo con la información que facilita su confederación hidrográfica, que asegura que son muy pocos los pueblos que se abastecen desde acuíferos, "prácticamente ninguno". Sin embargo, según ha podido saber este diario hay al menos de una decena de poblaciones de la cuenca del Alagón (afluente del Tajo) que se suministran exclusivamente de aguas subterráneas, como Holguera, Ríolobos, Carcaboso o Morcillo.

    La información que sí está disponible en la web de este organismo es la de la Red de Control de Calidad de Aguas Subterráneas, que permite acceder a los últimos análisis realizados en los acuíferos de la cuenca del Tajo. Según los mismos, se han detectado niveles de nitratos y amonio superiores a los aconsejados por la Organización Mundial de la Salud y la Comunidad Europea para el consumo humano en tres de los cinco acuíferos principales del tramo extremeño de esta cuenca.

    Los afectados son los de Moraleja (amonio) y Galisteo y Tiétar (nitratos), mientras que los de Zarza de Granadilla y Talaván son los dos únicos en la región con una buena calidad del agua, en base a los datos consultados. No obstante, a nivel general, Greenpeace denunció ya en el 2005 que el 80% de los acuíferos de esta cuenca estaban contaminados por nitratos.

    Otro aspecto interesante es el que destacan desde la confederación del Guadiana: los acuíferos asociados a rocas cristalinas (cuarcitas, granitos…), que acumulan aguas minerales de gran calidad pero son menos extensos. Por ello, sus responsables abogan por preservarlos de la contaminación y extracción incontrolada que, según afirman: "eliminarían esta gran riqueza natural".

    #8946

    Anónimo

    un 65% de la superficie extremeña
    Más de la mitad del territorio corre un mayor riesgo de degradación
    Un proyecto de la Junta ofrece un sistema de información geográfica detallado de la dehesa. El envejecimiento de los árboles y la sobreexplotación, algunas de las amenazas para este entorno

    La dehesa no es solamente un ecosistema único en el mundo, también supone una de las principales fuentes de riqueza económica para Extremadura. Localidades enteras viven de lo que genera en sus cercanías. Sin embargo, se trata de un entorno que es necesario cuidar y preservar, puesto que una serie de amenazas puede llegar a comprometer su futuro si no se toman las precauciones necesarias. Se trata de algo común a todo entorno natural.

    Por ejemplo, un 65% de la superficie extremeña presenta ahora mismo «un mayor riesgo de degradación» de su terreno. Así lo asegura un estudio realizado por la Junta de Extremadura. Es una de las investigaciones más exhaustivas que se han realizado hasta la fecha sobre esta materia. No se trata de que esta extensión vaya a degradarse, sino que es más sensible a cualquier cambio externo.

    La dehesa supone sin duda alguna el paisaje más característico de la región. Durante cientos de años, los extremeños han convivido con ella, alimentándose de lo que daba. Sin embargo, este hábitat no siempre estuvo allí. Curiosamente, el entorno natural por excelencia de la región es obra exclusivamente de la mano del hombre.

    Y es que la dehesa no es más que el aclaramiento de los bosques para ganar espacio en la cría de animales. De hecho, la raíz etimológica proviene del latín ‘deffesa’, defensa de los terrenos para el ganado. Según el profesor Leopoldo Olea, catedrático de la UEx, el primer testimonio escrito que se conserva de la existencia de la dehesa proviene de un fuero dictado por el rey castellano Alfonso X El Sabio (1221-1284) sobre una dehesa boyal para Córdoba.

    Más de 700 años después, el investigador Manuel Martín Bellido ha coordinado un proyecto transfronterizo en el que han participado más de 60 personas y que pretende articular los mecanismos para garantizar su futuro.

    Con la ayuda del programa Interreg III A, expertos de los dos lados de la Raya han analizado la dehesa desde todos los ángulos. En la parte extremeña, el promotor ha sido la Dirección General de Innovación y Competitividad Empresarial de la Junta de Extremadura. Ha contado con la colaboración de otras consejerías y de algunos departamentos de la Universidad de Extremadura, especialmente de Agrarias y Geografía.

    Mapa de sensibilidad

    En el curso de estas investigaciones se elaboró un ‘mapa de sensibilidad’, que determinó que las zonas más sensibles constituyen el 65% del territorio extremeño.

    Esta parte del trabajo corrió a cargo del profesor Francisco Lavado, del Departamento de Arte y Ciencia del Territorio. Según cuenta, su labor fue la de determinar las áreas sensibles de la región en base a un método ya desarrollado. Esto se hace a través del estudio de una serie de variables sintéticas, como puede ser el suelo, las condiciones climáticas, la vegetación o los usos que se hacen en ese terreno. Los resultados que se obtienen son las zonas «más sensibles» ante un cambio de usos, o clima. Pero no se trata de un riesgo inmediato. «Aquí no tenemos el clima de otras zonas que sí que tienen problemas de degradación», asegura Lavado.

    Para acotar los datos, se llevaron a cabo experiencias en 54 fincas piloto de toda la región. En algunas de ellas se observó un elevado nivel de degradación como consecuencia de los malos manejos. Estos se centran especialmente en introducir elevadas cargas ganaderas. Es decir, criar más animales de los convenientes en una extensión de terreno. Además, también se ha detectado que, curiosamente, la fincas más explotadas son las que tienen menos recursos hídricos.

    En esencia, el gran objetivo de todos estos estudios es conocer al detalle todos los aspectos relacionados con la dehesa, de forma que estos conocimientos permitan tomar decisiones para garantizar su rentabilidad y conservación. Para ello, se han recopilado datos de todos los factores físicos disponibles: suelo, número de animales, cartografía, clima…

    También incluye la elaboración de un ‘mapa’ pormenorizado de la dehesa extremeña, una especie de sistema de seguimiento por satélite. Como el conocido Sigpac, pero con una función diferente. En vez de delimitar terrenos para el pago de subvenciones, éste permitirá optimizar recursos. En definitiva, sería «un sistema de gestión ambiental de la dehesa», afirma Martín Bellido. Con la información que aportaría, se pueden tomar las decisiones que el entorno demanda. Como consecuencia de este estudio se ha desarrollado además un modelo que permite predecir, a nivel de cada finca, los resultados económicos ante distintos escenarios alternativos.

    En este mismo escenario se ha cartografiado la biodiversidad vegetal de la dehesa, mediante un inventario que se ha integrado en este sistema geográfico y que incluye más de 9.000 registros. También se ha registrado la cartografía existente de los espacios naturales protegidos y la información de cuatro especies faunísticas protegidas: águila imperial ibérica, cigüeña negra, buitre negro y avutarda.

    Amenazas

    Sin embargo, la sobreexplotación no es la única amenaza para la dehesa extremeña para el coordinador del estudio. «Quizás el mayor problema sea la elevada edad de los árboles, la mayoría está envejeciendo y es necesario proceder a su renovación».

    Efectivamente, aunque no se piense en ello, las encinas y los alcornoques no siempre han estado ahí. Aunque muchos cuenten con más de un siglo de existencia, no son inmortales. El problema se plantea cuando hay que esperar dos o tres décadas para que un nuevo árbol sea productivo, un tiempo que económicamente no es soportable para muchos. También resulta problemático la dificultad que tienen las nuevas plantas para crecer cuando hay aprovechamiento ganadero.

    Es necesario protegerlas del acoso de los animales. Aunque aún no se ha encontrado una relación fiable al 100%, la famosa seca de la encina parece tener relación directa con la edad.

    En este sentido, Martín destaca el papel que están jugando los programas de dehesificación que está llevando a cabo la Junta de Extremadura.

    Sea como fuere, el coordinador de este proyecto está convencido de que la supervivencia de la dehesa está ligada a su rentabilidad económica. Es decir, tiene su supervivencia asegurada siempre y cuando sea rentable para los extremeños y siga fijando la población al territorio. No hay que olvidar que una tercera parte del terreno extremeño que es productivo desde el punto de vista agropecuario está formado por colonias de árboles ‘quercus’. Es decir, encinas y alcornoques, fundamentalmente.

    En este sentido, Martín Bellido considera que el futuro de la dehesa pasa por conseguir productos diferentes en el mercado por la calidad. Por tanto, opina que la ganadería juega un papel fundamental en el mantenimiento de las dehesas y pastizales de la región, y que unas cargas ganaderas adecuadas son compatibles con la conservación de la calidad del suelo.

    Por tanto, no se trata de competir con otros productos, sino de diferenciarse. En este campo tienen una importancia vital las denominaciones de origen y las indicaciones geográficas. Otra oportunidad de futuro que destaca es el turismo rural. «He oído que van a cobrar también por recibir llamadas de móvil. Si eso es cierto, ¿cuánto puede costar mirar una dehesa?», se pregunta.

    Fuente: http://www.hoy.es/

    #8947

    Anónimo

    En Zarza de Granadilla
    Las obras del centro extremeño de cría de lince ibérico se inician en unas semanas

    El Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino ha autorizado el encargo de obras para la ejecución del proyecto básico del centro de cría en cautividad del lince ibérico, en el término municipal de Zarza de Granadilla, en Cáceres, según ha informado hoy la Delegación del Gobierno.
    Este centro, en el que se invertirán 5.530.312 euros, de los cuales el 70 por cierto proceden de fondos FEDER para actuaciones en Red Natura 2000, contará con una superficie de 93 hectáreas ubicadas en la finca "Las Correderas", del Organismo Autónomo Parques Nacionales.
    El proyecto incluirá la construcción de los cercados para el mantenimiento de los ejemplares reproductores y de los edificios para residencia y usos múltiples, entre los que se incluyen las oficinas de control, la clínica y la zona de cría de cachorros, precisa la Delegación en una nota remitida a Efe.

    Asimismo, las obras incluirán una nave de servicios, zonas de cuarentena para la aclimatación de los linces y un edificio de acceso controlado a los jaulones.
    También está prevista la ejecución de otros servicios necesarios como el sondeo de agua potable con depuración, conexión a la red eléctrica con transformador a baja tensión, energía fotovoltaica, telecomunicaciones, vallado perimetral y adecuación de los accesos a los distintos edificios.

    Con la construcción de este centro, cuyo inicio de obras esta previsto para dentro de unas semanas, serán ya tres los dedicados en exclusiva a la cría en cautividad del lince en España, si bien el de Cáceres será el primero ubicado fuera de Andalucía, donde ya se encuentran los de Acebuche y La Aliseda.

    Complementariamente, se contará próximamente con otro centro en Portugal, que se integrará también en el programa coordinado de cría en cautividad, y se mantendrá la colaboración con el zoológico de Jerez, donde se albergan algunos ejemplares.
    Con este nuevo centro, cuya construcción cuenta con la cooperación y apoyo de la Junta de Extremadura, se aumentará la disponibilidad de instalaciones para albergar a la población cautiva necesaria para desarrollar con éxito el programa ex situ.

    Un estudio genético realizado en 2004, en colaboración con la Unión Mundial para la Naturaleza, ha dictaminado que la población cautiva debe contar con un mínimo de 60-70 ejemplares reproductores, para mantener una óptima variabilidad genética de los animales producidos en el marco de este proyecto.

    De esta forma, según indica la nota, los cachorros criados en cautividad contarán con plenas garantías sanitarias y genéticas para su futura reintroducción en el medio natural, hecho que se espera pueda tener lugar en un plazo de tres años.

    Fuente: http://www.hoy.es

    #8948

    Anónimo

    CASI UN 24% MENOS QUE EL AÑO PASADO
    Extremadura sufrió 51 incendios forestales entre el 2 y el 29 de junio

    La Comunidad Autónoma de Extremadura registró 51 incendios forestales entre los días 2 y 29 del pasado mes de junio, lo que supone un 23,88 por ciento menos respecto al mismo periodo del año 2007, cuando se contabilizaron 67 fuegos de dicho tipo en la región.

    Según datos facilitados hoy por el consejero de Industria, Energía y Medio Ambiente, José Luis Navarro, durante un desayuno de trabajo con los medios celebrado en Mérida para abordar asuntos sobre la comunicación ante incendios forestales, la región registró además en el mismo periodo del pasado mes 97 incendios no forestales (frente a los 99 del mismo periodo de 2007), así como 24 falsas alarmas (frente a 29 en junio de 2007), y 21 otros tipos de incidencias (frente a 28 en junio de 2007).

    En concreto, en la provincia de Badajoz se registraron en junio 24 incendios forestales, 88 no forestales, 18 falsas alarmas, y otras 10 incidencias. Mientras, en la provincia de Cáceres se contabilizaron 27 incendios forestales, nueve no forestales, seis falsas alarmas y otras 11 incidencias.

    En cuanto a incendios forestales durante todo el pasado año 2007, según las mismas fuentes, se registraron en Extremadura 472 conatos (307 en Cáceres y 165 en Badajoz), así como 320 incendios (160 en cada una de las provincias) que afectaron a 719,42 hectáreas de superficie arbolada, y a 2.560,55 de matorral y monte bajo.

    Fuente: http://www.hoy.es/

    #9219

    Anónimo

    La Guardia Civil detiene a cuatro vecinos de Quintana por caza furtiva

    Imagen de la cabeza y patas intervenidas./ MINISTERIO DEL INTERIOR

    Agentes de la Guardia Civil han detenido en la localidad pacense de Quintana de la Serena a cuatro vecinos de la localidad de entre 30 y 52 años como presuntos autores de un delito contra la flora y la fauna consistente en la caza furtiva, y les ha intervenido tres rifles, partes del cuerpo de un ciervo joven y una cabeza de jabalí.

    En una nota de prensa, así lo señala la Delegación del Gobierno en Extremadura, que agrega que también se le imputa al conductor y propietario el vehículo en el que viajaban un delito contra la seguridad del tráfico, según recoge Efe.

    Los hechos tuvieron lugar en la madrugada del domingo, hacia las 02.30 horas, cuando agentes de la localidad intentaron interceptar un vehículo Suzuki Vitara que portaba un remolque ligero y que se incorporaba del camino público ‘Las Benitas’ del término municipal de Valle de la Serena a la carretera provincial BA-113.

    El conductor hizo caso omiso al alto de la Guardia Civil y los detenidos emprendieron la huida «de forma temeraria», tras lo que fueron interceptados minutos más tarde.

    Tras la identificación, los guardias civiles inspeccionaron el vehículo, donde encontraron, además de los rifle y partes de animales, munición, cuchillos, machetes de monte, prismáticos, linternas, focos y tijeras para cortar alambres. Además, al no poder acreditar la procedencia legal de la caza, se les imputa un delito contra la flora y la fauna, y se les intervinieron esos efectos.

    La Guardia Civil descubrió luego el cuerpo decapitado del jabalí y el esqueleto, la cabeza y las vísceras del ciervo.

    Los detenidos han sido puestos a disposición de los juzgados de Instrucción de Castuera.

    #8949

    Anónimo
    #8950

    Anónimo
    #8951

    Anónimo
    #8952

    Anónimo

    Condenan a la Junta a pagar 4.850 euros por las ovejas que mató una bandada de buitres

    El juez considera probado que los buitres causaron la muerte de 47 animales en una finca de Peraleda de la Mata La sentencia cita textualmente que «aprecia temeridad en la Administración»

    El juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de Mérida ha condenado a la Junta de Extremadura a indemnizar con 4.850 euros al propietario de las 27 ovejas que en junio de 2005 mataron una bandada de buitres.

    El juez considera probado que los animales protegidos desorientaron y agolparon al ganado hasta provocarle la muerte, tildando de «temeridad» la actitud de la Administración por hacer caso omiso a una propuesta de indemnización que partió de técnicos de la propia Junta.

    Los hechos se remontan al 14 de junio de 2005, cuando una bandada de buitres ocasionó el incidente objeto del procedimiento judicial. Entonces el propietario de la explotación ganadera afectada, Juan Miguel Pontes, denunció que probablemente los buitres se encontrasen en Peraleda (a más de 50 kilómetros del entonces Parque Natural de Monfragüe) atraídos por el nauseabundo olor que desprendía el centro de recogida de animales muertos ubicado en el mismo término municipal. Basándose en este hecho y en que los buitres (de cuyo ataque fue testigo) es un animal protegido, solicitó una indemnización a la Junta. «Una gran bandada de buitres comenzó a sobrevolar el rebaño de unas 195 cabezas que, asustado ante la presencia de las grandes aves, huía desorientado, provocando verdaderas avalanchas que causaron la asfixia de 47 animales», declaró Pontes días después a este diario.

    Procedimiento

    Aportando el informe del veterinario en el que se reflejaba que a los animales les habían arrancado los ojos y que cerca «se encontraban 40 buitres leonados posando y un número indefinido de ellos volando» inició el procedimiento para reclamar una indemnización.

    Sin embargo, una resolución del consejero de Agricultura y Medio Ambiente fechada el 30 de noviembre de 2006 denegó la reclamación del ganadero, resolución que finalmente se ha anulado «por no ser ajustada a derecho».

    Además de los intereses aplicables en el periodo comprendido entre la fecha del daño infringido y la de la sentencia, el juez ha impuesto las costas a la Junta de Extremadura por considerar que actuó con «temeridad al haber sostenido la oposición a pesar de la existencia de una propuesta de resolución de un órgano técnico de la Administración, como es el instructor del expediente administrativo, quién se mostró favorable a la realización del pago». La sentencia concluye aseverando que contra esta resolución no cabe recurso alguno.

    La noticia ha causado la lógica satisfacción en Juan Miguel Pontes, quien lamentó la tardanza en la indemnización, que ha llegado más de tres años después del ataque.

    LOS DATOS
    Ataque: el 14 de junio de 2005 en la finca Pontegar, ubicada en el término municipal de Peraleda de la Mata (Cáceres).

    Cifras: según el ganadero afectado, unos 200 buitres atacaron a un rebaño de 195 ovejas, de las que 47 murieron por asfixia.

    Indemnización: 4.850 euros (lo mismo que reclamó el ganadero en un principio), además de intereses y las costas.

Viendo 15 publicaciones - del 31 al 45 (de un total de 522)

Debes estar registrado para responder a este debate.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR