Los Foros de Agentes Forestales Foros General Comunidades Autónomas Asturias Guardas rurales, investigados por un supuesto fraude en daños de lobo

Este debate contiene 2 respuestas, tiene 2 mensajes y lo actualizó Imagen de perfil de usuarionuevo usuarionuevo hace 1 año, 5 meses.

Viendo 3 publicaciones - del 1 al 3 (de un total de 3)
  • Autor
    Publicaciones
  • #54589
    Imagen de perfil de Naveiras
    Naveiras
    Jefe de claves

    Oviedo, Miguel L. SERRANO La Guardia Civil investiga en Asturias varios casos de guardas rurales del Principado por un presunto fraude a la hora de peritar y verificar daños por ataques de lobos. La Benemérita tiene conocimiento de al menos dos casos (uno en el concejo de Ponga y otro en el de Laviana) en los que se tuvo que paralizar sendos expedientes de indemnizaciones a punto de firmarse. En ambos sorprendió la “llamativa” cuantía de la indemnización (que en un caso ascendía a 150.000 euros en un año) y el hecho de que la misma foto del animal muerto se atribuyera a distintos daños separados en el espacio y en el tiempo. Los investigadores sospechan de que “no se comprobaba bien” que la autoría del ataque fuera del lobo, de que se establecían “interesadamente” los rasgos de los animales atacados (la indemnización varía en función de sus características) y que el guarda y el ganadero estarían “compinchados” para repartirse la compensación. “Hay guardas que presumían de cobrar más así que por su propio sueldo”, aseguran a este periódico fuentes cercanas a la investigación.

    La denuncia parte de dos asociaciones ecologistas (la “Coordinadora Ecoloxista” y la Asociación para la Conservación y Estudio del lobo ibérico -ASCEL-), que el pasado 28 de mayo puso en conocimiento de la Guardia Civil presuntas irregularidades por el pago de daños del lobo y que desembocó en la denominada “Operación Loki”, conocida ayer. Así, el Servicio de Protección de la Naturaleza de Asturias (SEPRONA) y la Unidad Central Operativa de Medio Ambiente (UCONA), desplazada desde Madrid, iniciaron una investigación en la que se detectaron 1.200 casos presuntamente irregulares (de un total de 10.000 expedientes analizados desde el año 2010) y que afecta a cientos de ganaderos asturianos (la mayoría de occidente) por cobrar, supuestamente, por la muerte de un mismo animal dos indemnizaciones a la vez: la del Principado y la de Agroseguro, la compañía pública de seguros agrarios que rige el sector en toda España y que está subvencionada por la Administración regional. Las cantidades defraudadas oscilarían entre los 800 euros y los 65.000 euros por ganadero.

    La presunta duplicidad en el cobro empieza en 2010, año en que Agroseguro comienza a incluir en sus servicios, a instancias del Ministerio de Agricultura, compensaciones por daños a la fauna salvaje, entre ellos los del lobo. A partir de entonces, los implicados estarían incurriendo en un “enriquecimiento ilícito”, ya que la ley de seguros sólo permite una única indemnización por cada daño. Además, estarían incurriendo también en un delito de “estafa” si, a sabiendas de haber cobrado por una parte, solicitasen la indemnización a la otra.

    Los ganaderos, que han empezado a recibir las notificaciones de su supuesta irregularidad por carta, se quejan de que nadie les avisó de que ambas compensaciones eran incompatibles y hablan de “acoso permanente y odio a nuestro sector”. “No hay mayor intención que la de criminalizarnos y hacernos desaparecer para dejar espacio a los lobos”, aseguró ayer Mercedes Cruzado, presidenta de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos de Asturias.

     

    Fuente: La Nueva España

    #54591
    Imagen de perfil de Naveiras
    Naveiras
    Jefe de claves

    Interrogan a varios guardas rurales por un supuesto fraude en las ayudas del lobo
    La Fiscalía abre diligencias de investigación tras detectar la Guardia Civil presuntas irregularidades en expedientes de daños certificados en Ponga

    13.05.2016 | 01:46
    Cangas de Onís, C. CORTE / R. DÍAZ Ocho guardas rurales del Principado fueron interrogados ayer por la Policía Judicial en el cuartel de la Guardia Civil de Cangas de Onís por un supuesto fraude en las ayudas por daños del lobo. Durante la jornada anterior ya habían prestado declaración varios ganaderos, y el martes, otros dos integrantes de la guardería, en calidad de testigos.

    La Guardia Civil sospecha que algunos guardas autonómicos pudieron peritar y certificar indebidamente la muerte de cientos de animales domésticos por ataques de lobos. Certificaciones que provocaron, por ejemplo, que en el concejo de Ponga se aprobara el pago de miles de euros a algún ganadero. Muchos de los pagos no se realizaron finalmente, al detectar la Unidad Central Operativa de Medio Ambiente (UCOMA) de la Guardia Civil el presunto fraude.

    El asunto se conoció hace ya dos años, durante la investigación sobre la supuesta duplicidad de pagos a ganaderos por daños del lobo (hubo quien cobró tanto del Principado como de su compañía de seguros, pese a que la legislación establece que sólo se puede cobrar una vez). La Guardia Civil quedó sorprendida por las “llamativas” indemnizaciones, que en uno de los casos -en Ponga- ascendían a 150.000 euros (no llegaron a pagarse), y por hechos como que la foto de un animal muerto se atribuyera a distintos daños, separados en el espacio y en el tiempo.

    Los investigadores sospechan que “no se comprobaba adecuadamente” que la autoría del ataque fuera del lobo, que se establecían “interesadamente” los rasgos de los animales atacados (la indemnización varía en función de sus características), e incluso que en algún caso el guarda y el ganadero estarían presuntamente “compinchados” para repartirse la compensación.

    La denuncia inicial partió de dos colectivos conservacionistas, la Coordinadora Ecoloxista d’Asturies y la Asociación para la Conservación y Estudio del Lobo Ibérico “ASCEL”, lo que originó la denominada “Operación Loki”. Esta misma semana el UCOMA remitía a la Fiscalía Superior del Principado de Asturias el resultado de sus investigaciones en el concejo de Ponga, en las que se apuntaba la presunta comisión de delitos de falsedad documental, estafa en grado de tentativa y prevaricación por parte de varios empleados públicos. El fiscal abrió una investigación, que ha comenzado con la ronda de toma de declaraciones.

    Uno de los guardas que declararon ayer ante la Policía Judicial en Cangas de Onís apuntó que él y sus compañeros se sienten “víctimas” de un “conflicto entre la Administración y los ganaderos”, que los ha cogido “en medio”. Defendió su inocencia y aseguró que lo único que hicieron fue su trabajo; esto es, ver los daños y rellenar los informes “como siempre”.

    Fuente: http://www.lne.es/oriente/2016/05/13/interrogan-guardas-rurales-supuesto-fraude/1926063.html

    #54599
    Imagen de perfil de usuarionuevo
    usuarionuevo
    Moderador

    Una verdadera pena que un colectivo como este sea azotado también por temas de corrupción…

Viendo 3 publicaciones - del 1 al 3 (de un total de 3)

Debes estar registrado para responder a este debate.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR